Se acabó el Expotaku

Aquí estoy, viva a pesar de todos los pronósticos. Durante este viernes, sábado y domingo he estado (sola, porque Iris no pudo venir) en el Expotaku con nuestros amigurumis y nuestras cosas de fimo, en Coruña.
Han sido tres días bastante duros. Hemos estado allí muchas horas, hemos hablado con un montón de gente, e incluso me atreví a organizar alguna actividad. Pero estoy muy contenta con cómo han ido las cosas, cómo salió el evento en general, y cómo nos fue en nuestra mesa en particular. Han sido días duros, pero los he disfrutado completamente.
El viernes fue el día más tranquilo, aunque he leído en algún periódico que vinieron cerca de 7000 personas. Yo hice la masterclass de amigurumi, y aunque tenía miedo de que no se acercase nadie, al final juntamos un pequeño pero apañado grupo de personas. Tengo que darles las gracias a todos por venir, por escucharme con atención, e incluso traerse preguntas preparadas de casa. Intenté ser todo lo clara y útil que pude, y haberle introducido las ganas de amigurumi a alguien, que con esa intención la hice.
El sábado, justo después de comer, me lancé con un taller de haiku. Como en la masterclass, esperaba que no viniese nadie, y mi gran sorpresa cuando, no solo apareció gente, si no que tenían un poquito de bagaje y estaban interesados en el tema. Tras sentirnos incómodos en el sitio que nos habían dejado (eso lo hablaré con la organización para otros años) y conseguir una nueva localización, creo que salió bien el taller. Por lo menos parecíamos contentos, y yo la primera. Me honró profundamente que una de las asistentes hubiese venido al Expotaku expresamente para este taller, y me impresionó ver que otros de los chicos que vinieron ya tuviesen experiencia en poesía, aunque occidental. Me llevo la impresión de haberlo hecho bien, de haber transmitido lo que quería transmitir, y también me llevo la promesa de repetirlo, con más material, tiempo y tranquilidad. Estamos en contacto :D
En general, el sábado fue de infarto. Se acercó muchísima gente a la mesa, y aunque intenté estar tejiendo, no pude xD Acabamos bastante tarde, cansados, pero por lo menos yo, contenta. Vino mucha gente a la mesa, y de esa, bastante se interesó por cómo trabajamos y con qué, algo que siempre agradecemos.
El domingo fue un día más tranquilo, o por lo menos hasta las 6 de la tarde no noté mucha agitación por la mesa. Me dio tiempo a tejer algo, y no tuve que alejarme de la mesa para dar ninguna actividad. Y con pena, alrededor de las 9 empezamos a recoger para dar el fin de semana por finalizado.

Estoy agotada, y me quejaré durante unas horas más sobre todo lo que me duele el cuerpo en general. Estoy afónica, me duelen la espalda, los pies, los brazos... pero estoy contentísima. Salió todo como esperaba, conocí a un montón de gente, y con alguna intentaré mantener contacto. Las actividades, desde mi punto de vista, han sido un éxito, y repetiremos el próximo año. Estamos a la espera del balance general por parte de la organización, pero yo creo que ha sido un éxito y que tenemos Expotaku para años. Y allí estará Enemy Dolls, con más actividades, y más amigurumis, y un poquito más cada año.
Tengo que dar las gracias, una vez más, a todos los que os acercasteis a las mesas y participasteis en las actividades. Gracias a todos por el interés, por las ganas de saber un poco más, por preguntar, y sobre todo, por decirnos que hacemos bien nuestro trabajo. Me gusta compartir lo que hago, y tras tantas horas tejiendo sola escuchar que os gusta algún muñeco, o que os intereséis por las cositas de fimo se renuevan las ganas de seguir, y mejorar. De aprender cosas para que el próximo año sea todo mejor, y que tengáis ganas de volver a vernos.
Además de a toda la gente que se acercó por el Expotaku (que fue mucha), tengo muchas cosas que agradecer a la organización, que tantas críticas (algunas considero que injustas) están recibiendo durante y después del evento. Primero, tengo que agradecerles que hayan contado con nosotras desde el inicio, desde enero si mal no recuerdo.
Agradezco muchísimo que nos hayan dado toda clase de facilidades para poder participar, desde proporcionarnos la mesa, a conseguirnos el material que usamos en las actividades, y también por acercarse periódicamente solamente a preguntar qué tal estábamos, aunque tenían muchas más cosas que hacer. No es fácil encontrarse con una organización que pone tantas facilidades, con la que se puede tratar y hablar, y a la que le importa cómo estamos los expositores una vez empezado el evento. Hacen que me sienta cómoda mientras estoy allí, porque sé que si tengo un problema o una necesidad (tan tonta como necesitar una escoba, por ejemplo), van a hacerme caso y ayudarme a solucionarlo. Gracias también por darme la confianza y cancha suficiente para organizar algo que al principio me parecía descabellado incluso a mí, como es el taller de haiku. Hacen que sienta el Expotaku como mi casa, que esté cómoda y sin preocupaciones, porque sé que va a salir bien.
De manera menos personal, tengo que darles las gracias también por atender de manera rápida y eficiente cuando los expositores tuvimos una queja, que por suerte solo se quedó en eso. Y muchas gracias a los responsables de cada zona por su organización y por lo fácil que han hecho el poder desarrollar cada actividad, dándome incluso más material del que necesitaba.

Se ha acabado Expotaku, y queda un año completo para que llegue el próximo. Ayer, como dije por Twitter, me sentía triste porque se hubiese acabado, tras tanto tiempo de esperar. Pero también me sentía contenta, y todavía me siento así, por lo bien que ha ido todo. He tenido un fin de semana fantástico, que me ha dado la ilusión que siempre necesito para seguir haciendo cosas, tejiendo y organizando.

Muchas gracias a todos por hacerlo posible.
Nos vemos el año que viene :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Ahora que has llegado hasta aquí... ¿tienes algo que añadir o comentar? ¡Me encantaría escucharlo!