Around the world blog tour: mi turno

La semana pasada, Pebie, de Amigurumi by Pebie me animó a participar en Around the world blog tour, una iniciativa en la que compartimos los blogs que nos gustan y aprovechamos para presentar nuestro trabajo. Que, además, no lo había hecho nunca: este blog ha ido creciendo con él, así que no he tenido momento de presentarme.

Así que empiezo por presentarme: me llamo Anxo y estudié filología hispánica. No creo que llegue a ejercer nunca, o por lo menos en lo que pensaba cuando empecé la carrera: cuando entré me prometieron una carrera apasionante, unas oposiciones y una plaza en la educación secundaria. Sin embargo, así como avanzaba la carrera, me fui desencantando de ambas cosas: la carrera no la abandoné pero no tengo intención de sacar oposiciones. No es que mi “profesión” no me guste, que dar clase y la filología y la literatura me gustan, pero no me veo dedicándole mi vida a eso.
Sin embargo, sí me encantaría vivir del amigurumi o de hacer cosas con las manos. Llevo haciendo manualidades desde que era muy pequeña. Siempre estuve rodeada de pinceles (aunque dibujo muy mal), barro, hilos, pegamentos... pero fue hace 4 años cuando cogí por primera vez una aguja de ganchillo y me enamoré del amigurumi. Hace un año que empecé a hacer corte y confección, voy bastante bien y me encanta.


¿En qué estoy trabajando?
Pues se supone que los proyectos que tengo en mente son secretos todavía. De uno no puedo adelantar nada, porque es un trabajo largo que hasta que esté muy encaminado no quiero hablar. De otro, ya dejé alguna pista: estoy empezando a diseñar patrones de ganchillo, de prendas de vestir y abrigo, que espero poder empezar a publicar durante este invierno (pero está la cosa muy verde todavía). Además, sigo con las clases de costura y patronaje. Todavía no sé los horarios de este invierno, pero calculo que le dedicaré unas tres horas durante cuatro días a la semana (más horas que tenga que hacer en casa para adelantar trabajo).


¿En qué se diferencia mi trabajo de todos los demás?
Realmente, no lo sé. Me gustaría diferenciarme por el detallismo, la calidad, y a la vez, la simplicidad. No me gustan los amigurumis con formas extrañas, me gustan más sencillos y esquemáticos, pero fieles a lo que representan.
Además, me gusta cuidar mucho las fotografías que les hago a mis amigurumis (y en un futuro, espero, a las prendas de abrigo): hace años que tengo desterrado el móvil y las cajas de luz. Quiero aprovechar que vivo muy cerca del monte, de la hierba, flores, ramas y tierra y sacar los amigurumis al exterior. Me gustan las fotos con mucha profundidad de campo, colores vivos y con la textura del amigurumi bien definida.


¿Por qué hago amigurumi?
Porque me gusta, porque me relaja (y en épocas de ansiedad me viene muy bien), porque disfruto de todo el proceso, y porque me encanta salir a salones, entregárselos a la gente y ver las sonrisas que le dedican a la mesa cuando pasan por delante.


¿Cómo es mi proceso creativo?
Pues depende mucho del momento y de lo que quiera hacer. Si estoy haciendo un patrón desde 0, primero hago una especie de boceto donde solo soy capaz de indicarme aproximadamente el tamaño y forma de las piezas, y luego, a base de hacer y deshacer, les doy la forma definitiva. Si quiero repetir el patón, voy apuntando en un papel, normalmente con una letra muy mala y un montón de abreviaturas, las vueltas y los puntos. Solo cuando está todo terminado y corregido lo paso a ordenador. Últimamente ni imprimo los patrones, los paso a Evernote y los consulto en el móvil.
Si voy a hacer algo con un patrón de otra persona o lo voy a adaptar, simplemente cojo el patrón y lo hago. No suelo apuntar los cambios que le hago al patrón original, si tengo que repetirlo más tarde, me acuerdo de qué hice.
Y siempre lo hago con series de fondo.


¿Y ahora qué?
Pues ahora me queda un invierno de trabajar duro. Tengo los dos proyectos de ganchillo que sacar adelante, aunque aún no me he puesto fechas límite. En noviembre llega el NaNoWriMo, lo que significa la mente cansada y la creatividad agotada durante dos meses, y luego intentaré aprovechar el tirón y la costumbre de sentarme a escribir para ponerme con los dos. Además, tengo las clases de costura, las que supongo que me comerán un montón de horas.
No voy a tener tiempo para aburrirme.

Los blogs de los que he decidido hablaros son:

-Happy Monkey: A Marola hace amigurumi y sobre todo, trabaja muy bien con trapillo (algo que no es fácil de encontrar). Además, tiene unos cuantos patrones gratuitos, de trapillo, amigurumi, monederos... En el anterior blog también tenía ideas muy chulas para reciclar, aunque no sé si aparecerán en este también.

-Noagurumis también hace amigurumi, pero no es lo único. También hace fundas de ganchillo, unos patucos preciosos y se está arrancando con las telas. Hace un montón de cosas muy originales (como los estuches de animales, o las alpargatas decoradas con apliques de ganchillo) y, en general, su blog me transmite muy buen rollo y mucho color.

-Tsukeeno's, el tercer blog, y que también hace amigurumi. Le encantan los superhéroes, los personajes de videojuegos, de anime, y se está lanzando también a sacar patrones. Participa en un montón de retos y no deja de sacar iniciativas y cosas chulas. Además, la he podido conocer en persona es majísima.

La excusa de esta cadena de entradas es la de conocer otros blogs, y termino con una invitación sincera a que les deis una visita y, si os gusta lo que veis (apostaría a que sí), empezaseis a seguirlas. Durante la próxima semana ellas toman el relevo, con más presentaciones y blogs chulos. Que se corra la voz :)

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Ahora que has llegado hasta aquí... ¿tienes algo que añadir o comentar? ¡Me encantaría escucharlo!